Llámanos al 914175359 o Escríbenos

Migraña con aura: Qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento

La migraña con aura es una afección neurológica que afecta a un número significativo de personas en todo el mundo. Se caracteriza por dolores de cabeza recurrentes, moderados a severos, a menudo acompañados de trastornos sensoriales que es lo que se conoce como aura. Estos síntomas de aura pueden incluir trastornos visuales, como líneas en…

Paciente sufriendo migraña con aura

Compartir:


Qué es la migraña

La migraña es un trastorno neurológico definido por episodios recurrentes de dolor de cabeza intenso, frecuentemente acompañados de otras manifestaciones como náuseas, vómitos y una mayor sensibilidad tanto a la luz como al sonido.

Se estima que más de 5 millones de personas en España experimentan migrañas. Estos dolores de cabeza pueden ser incapacitantes y tener un gran impacto en la calidad de vida de una persona. Los episodios de migraña pueden durar desde unas pocas horas hasta varios días y pueden aparecer ocasionalmente o con frecuencia regular.

Las mujeres son más propensas a sufrir migrañas que los hombres y pueden comenzar a cualquier edad, aunque comúnmente comienzan en la adolescencia o la adultez temprana. Es esencial tener en cuenta que las migrañas no son simplemente un dolor de cabeza severo; son una situación neurológica compleja que requiere un diagnóstico y tratamiento precisos, especialmente en adultos.

Migraña con aura

La migraña con aura se caracteriza por síntomas específicos denominados, precisamente, aura, que pueden manifestarse antes o durante un ataque de migraña. Los más comunes de estos trastornos incluyen destellos de luz, manchas oscuras o patrones en zigzag, y generalmente solo duran alrededor de una hora. Aunque se desconocen las causas de esta aflicción, los profesionales médicos plantean la hipótesis de que el fenómeno podría estar relacionado con alteraciones en la actividad neurológica y la circulación.

Además de los trastornos visuales, las personas pueden sentir hormigueo, adormecimiento, alteración del habla y desorientación. Estos síntomas pueden ser alarmantes y perturbar su vida cotidiana. Vale la pena señalar que no todos los episodios de migraña vienen con un aura previo.

El proceso de diagnóstico de la migraña con aura incluye un examen detallado de la historia clínica y los síntomas del paciente. Un especialista médico, neurólogo, puede realizar una evaluación física y solicitar pruebas adicionales, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada, para descartar otras posibles causas. Un diagnóstico preciso es necesario para garantizar la elección de la estrategia más adecuada para el tratamiento de esta patología.

Tipos de aura de migraña

Los auras pueden manifestarse de manera diferente en cada individuo. Si bien no todos experimentan aura, reconocerlos y comprenderlos puede ayudar a identificar desencadenantes y encontrar estrategias de tratamiento efectivas.

Aura visual

Es el tipo más común de aura de migraña. Puede manifestarse en forma de síntomas visuales, como destellos de luz, puntos ciegos o visión en túnel, y puede durar desde unos pocos minutos hasta una hora. Poder reconocer el aura visual que una persona está experimentando puede ayudarles a gestionar su entorno durante un ataque de dolor de cabeza y buscar la atención médica adecuada.

Aura sensorial

Es otro tipo de aura de migraña. Esto puede implicar sensaciones anormales en el cuerpo, como hormigueo o adormecimiento en la cara, manos o extremidades. Algunos pueden experimentar una pérdida temporal de sensación o una sensación de hormigueo. Aunque incómodo, es importante recordar que estos síntomas son temporales y terminan desapareciendo. Identificar el aura sensorial puede ser útil para manejar la experiencia general de la migraña y buscar medidas de tratamiento adecuadas.

Causas de la migraña

Aunque la causa exacta de las migrañas aún no se conoce completamente, los investigadores creen que una combinación de factores genéticos y ambientales desempeñan un papel importante en su desarrollo.

Las causas de la migraña pueden variar considerablemente de una persona a otra y algunas de ellas son:

  • Factores genéticos: la investigación indica que aquellos con antecedentes familiares de migrañas son más propensos a padecerlas.
  • Los cambios hormonales pueden ser otro desencadenante, especialmente en las mujeres, cuando sus ciclos o embarazos causan alteraciones en el equilibrio químico del cerebro.
  • Además, ciertos estímulos ambientales pueden desencadenar los ataques, como luces brillantes, ruidos fuertes, fragancias intensas y cambios en el clima.
  • El estrés también es un factor contribuyente prevalente, ya que la liberación química del cuerpo durante momentos de tensión puede desencadenar una migraña. Para controlar estos episodios, las técnicas de manejo del estrés y las modificaciones en el estilo de vida pueden ser beneficiosas.

En última instancia, las causas de las migrañas son complejas, involucrando factores genéticos, hormonales, ambientales y signos y síntomas del estilo de vida.

Síntomas de la migraña

Los síntomas de la migraña pueden variar drásticamente de una persona a otra, pero generalmente comparten algunas características comunes. Lo más notable es un dolor de cabeza que dura horas o incluso días, a menudo localizado en un lado de la cabeza y pulsante.

Además, las personas pueden sufrir sensibilidad a la luz y el ruido, náuseas, vómitos y trastornos visuales como luces intermitentes o líneas en zigzag, (el llamado aura). Estas molestias pueden ser abrumadoras y afectar significativamente la calidad de vida.

Además, algunas personas pueden experimentar trastornos sensoriales como hormigueo o adormecimiento en la cara o las extremidades, así como dificultad para hablar o encontrar las palabras adecuadas, una condición llamada afasia. Además, muchas personas con migrañas informan sentirse fatigadas o apáticas durante y después de un ataque, lo que dificulta las actividades cotidianas.

Además de las molestias físicas, las migrañas también pueden tener un impacto emocional. Las personas pueden sentirse irritables, ansiosas o deprimidas durante y después de un ataque debido tanto al malestar físico como a la interrupción de la vida diaria. En consecuencia, es fundamental que quienes sufren de migrañas busquen ayuda de profesionales de la salud y familiares para obtener apoyo, a fin de manejar sus síntomas y mejorar su calidad de vida en general.

Diagnóstico de la migraña

Establecer un diagnóstico preciso de la migraña con aura es esencial para comprender y gestionar esta enfermedad.

Cuando se presentan dolores de cabeza recurrentes y severos, es importante consultar a un especialista neurólogo. El médico revisará la historia clínica del paciente, incluyendo la frecuencia, duración e intensidad de los dolores de cabeza, así como cualquier síntoma acompañante, como náuseas, sensibilidad a la luz o al sonido, y trastornos visuales. El especialista puede requerir alguna prueba adicional como diagnóstico por imagen o análisis de sangre.

Diagnosticar la migraña con aura puede ser complicado debido a la complejidad de la enfermedad y la variedad de síntomas potenciales. Los profesionales de la salud deben adoptar un enfoque integral, examinando hábitos de estilo de vida como patrones de sueño, niveles de estrés y posibles desencadenantes dietéticos, y, si es necesario, ayudando al paciente a llevar un diario de dolores de cabeza para rastrear los síntomas, así como sus posibles desencadenantes.

Esta información puede ayudar al médico a hacer un diagnóstico correcto y crear un plan de tratamiento adaptado a las necesidades específicas del individuo.

Tratamiento de la migraña

Tratamiento farmacológico

Comúnmente, se recetan medicamentos para tratar el dolor y la inflamación de la migraña, incluyendo analgésicos, medicamentos antiinflamatorios así como los llamados triptanes, entre los que se incluye el sumatriptán, el rizatriptán o el zolmitriptán, además de algunos otros.

Fisioterapia

La migraña también se puede tratar desde la fisioterapia. Desde ejercicios de rehabilitación, terapias de relajación, correcciones posturales, terapias miofascial o craneosacral pueden ayudar a tratar esta patología debilitante.

Estilo de vida

Además, las modificaciones en el estilo de vida, como el manejo del estrés, el ejercicio regular y los hábitos de sueño saludables, también pueden ser beneficiosas para las necesidades individuales del paciente.

Identificar y evitar los posibles desencadenantes, como ciertos alimentos, cambios hormonales o factores ambientales, las personas con migrañas pueden reducir la aparición de los ataques.

En general, un enfoque integral para el tratamiento de la migraña que incluya medicamentos, modificaciones en el estilo de vida y terapias alternativas puede ayudar a las personas a manejar su afección y mejorar su calidad de vida, incluyendo reducir la frecuencia de la migraña con aura.

Otras terapias

Además de los medicamentos y los cambios en el estilo de vida, las terapias alternativas pueden ser útiles para tratar los síntomas de la migraña. La acupuntura, la técnica de biofeedback y las prácticas de relajación pueden ayudar a reducir el dolor y mejorar el bienestar general.

Ciertos remedios herbales, como el butterbur y el feverfew, también pueden proporcionar alivio, aunque es importante consultar con un especialista antes de decidirse por estos tratamientos.

Factores de riesgo

La genética, las fluctuaciones hormonales y las elecciones de estilo de vida son factores de riesgo clave para comprender y prevenir la migraña con aura.

Factores genéticos

En cuanto a la genética, aquellos pacientes con antecedentes familiares tienen más probabilidades de experimentar episodios de migrañas. De igual modo, las fluctuaciones hormonales como las alteraciones de estrógenos en las mujeres pueden contribuir de igual modo.

Estilo de vida

En cuanto al estilo de vida, el estrés, la falta de sueño y los hábitos alimentarios irregulares también pueden precipitar las migrañas.

Factores ambientales

Elementos ambientales como la luz brillante, los sonidos fuertes y los olores intensos pueden actuar como desencadenantes. Al identificar y abordar adecuadamente estos factores de riesgo, se puede reducir la frecuencia y gravedad de sus episodios.

Antecedentes médicos

Además, ciertas situaciones médicas también pueden aumentar la probabilidad de experimentar migrañas con aura. Aquellos pacientes con antecedentes de traumatismo craneal, epilepsia o accidente cerebrovascular pueden ser más susceptibles a sufrir esta patología.

La hipertensión arterial, la obesidad y el uso de ciertos medicamentos como anticonceptivos orales o terapia de reemplazo hormonal también pueden ser factores desencadenantes.

Preguntas frecuentes sobre la migraña con aura

¿Qué significa tener migraña con aura?

Tener migraña con aura significa experimentar síntomas visuales o sensoriales antes o durante un episodio de dolor de cabeza intenso.

¿Cuánto dura un aura de migraña?

Un aura de migraña generalmente dura de 20 minutos a 1 hora.

¿Cuál es la diferencia entre migraña con aura y sin aura?

La principal diferencia entre la migraña con aura y sin aura radica en la presencia o ausencia de síntomas visuales o sensoriales previos al dolor de cabeza.

¿Que no debe comer una persona que sufre de migraña?

Estos son algunos de los alimentos que a menudo se consideran desencadenantes comunes de migrañas y que algunas personas pueden querer evitar:

  • Quesos envejecidos: Quesos como el cheddar, el parmesano y el azul contienen tiraminas, que pueden desencadenar migrañas en algunas personas.
  • Embutidos: Salchichas, pepperoni y otros alimentos procesados pueden contener nitratos y nitritos que pueden ser desencadenantes de migrañas.
  • Chocolate: El chocolate contiene feniletilamina y tiraminas, dos compuestos que se asocian a veces con migrañas.
  • Alcohol: Bebidas alcohólicas como el vino tinto, la cerveza y el whisky contienen histaminas y otras sustancias que pueden desencadenar migrañas.
  • Cafeína en exceso: Mientras que la cafeína en cantidades moderadas puede aliviar las migrañas en algunas personas, el consumo excesivo o la abstinencia pueden provocar migrañas en otras.
  • Aspartame: Este edulcorante artificial se ha relacionado con desencadenar migrañas en algunas personas sensibles.
  • Alimentos procesados: Comidas procesadas que contienen glutamato monosódico (MSG) a menudo se asocian con migrañas.
  • Frutas cítricas: Naranjas, limones y limas contienen aminas biógenas que pueden desencadenar migrañas en algunas personas.
  • Alimentos enlatados: Los alimentos enlatados pueden contener conservantes y aditivos que desencadenan migrañas en algunas personas.
  • Frutos secos y semillas: Algunas personas pueden ser sensibles a las aminas biógenas presentes en frutos secos y semillas como las nueces y las almendras.

Si estás sufriendo migraña con aura, no dudes en contactar con nosotros en nuestro Centro de Medicina Integrativa Synergia Medicalcare donde podemos tratar esta patología debilitante y que tu calidad de vida mejore notablemente.

×

¡Hola!

Haz click para poder hablar con nosotros

× ¿Cómo podemos ayudarte?